ÁFRICA TIENE LAG

Para los menos familiarizados con el mundo de los videojuegos, lag es una palabra que se utiliza cuando un videojuego en red tiene un tiempo de respuesta más lento del esperado. Algo similar ocurre con la implantación de Internet en África. Mientras que en otros campos tecnológico, como el del pago móvil, África presenta un desarrollo increíble, la implantación de Internet es bastante más lenta. Según datos de la web World Internet Statsmientras que el continente africano alberga al 16 % de la población mundial, solo el 9.8% de internautas proceden de esta zona.  La media de penetración mundial de Internet es del 46.4%. En África, está en el 28.6%. La única nota positiva es que África es el continente en el que el uso de Internet ha crecido más rápidamente en lo que llevamos de siglo.  El número de usuarios ha aumentado un 7.231,3 %, muy por encima de su inmediato perseguidor, Oriente Medio, cuyos internautas han ascendido un 3.649.8 %

 

Embed from Getty Images

Los motivos de este lento crecimiento son múltiples. A continuación analizaremos algunos:

Pobreza

África es el continente con menor PIB per cápita del mundo. El PIB Per Cápita es de 2.170 dólares por año, 10 veces menor que el de Oceanía y 9 veces menor que el de Norteamérica y Europa. En el África Subsahariana, el 42% de la población vive con menos de 1,90$ al día, el 67% con menos de 3,10$  según datos del Banco Mundial. Dentro de África, podemos observar una tremenda desigualdad. Países como Kenya (69.6%), Marruecos (60.6%), Egipto (54.6%) o Nigeria (51,1 %) presentan datos de penetración de Internet por encima de la media mundial, mientras que en países como Eritrea (1%), Etiopía (3,7%) o Níger (4%) la presencia de Internet es testimonial, rozando la inexistencia.

Analfabetismo

En África, el 40 % de niños abandona a una edad temprana la escuela, este dato se agrava teniendo en cuenta que el dato aumenta hasta el 50% si se cuenta a quienes finalizan la escuela, pero no tienen unas aptitudes básicas.

Ámbito rural

El otro gran problema es el predominio del medio rural sobre el urbano en todo el continente. En 2015, la población urbana supone únicamente el 40.4 % de la población del continente. Esto supone un problema añadido, puesto que la población rural tiene menos posibilidades de que las infraestructuras de telecomunicaciones necesarias para la instalación de Internet pasen por su zona proveyéndoles el servicio.

Conflicto

A esto hay que añadirle los numerosos conflictos que asolan la región: Desde el grupo terrorista Boko Haram en la región del Sahel, pasando por el caos reinante en Libia del que se está aprovechando el Estado Islámico, los conflictos internos de Somalia con la banda terrorista Al Shaab que también afecta a Kenya, los conflictos internos en República Democrática del Congo y República Centroafricana, Sudán del Sur y Sudán. Además, la inestabilidad causada por los atentados de bandas terroristas en países actualmente en paz como Túnez. Para saber más de estos conflictos, recomiendo este artículo de El País que he usado como fuente.

José Manuel Rodríguez Silva

FUENTES:

Bajo Erro, Carlos (02/03/16), Ciberactivismo en África: entre el ayer y el mañana, http://elpais.com/elpais/2016/01/25/planeta_futuro/1453745393_885321.html

Caballero, Chema (08/01/15), Conflictos que nunca terminan, El País, África no es un país, http://blogs.elpais.com/africa-no-es-un-pais/2015/01/conflictos-que-nuncaterminan.html

Estadísticas sobre pobreza Banco Mundial 2012, http://povertydata.worldbank.org/poverty/region/SSA

Estimaciones de Geohive basadas en datos de la ONU (2015), http://www.geohive.com/earth/pop_urban.aspx

Flórez Linares, Leonidas (14/09/2012), Modelo Socioeconómico colombiano, Universidad Politécnica de Valencia, http://es.slideshare.net/krmen01/udesupv1cucutaagosto2012

Internet World Stats (November 2015), http://www.internetworldstats.com/stats.htm

Kaigwa, Mark (03/03/16), El panafricanismo es real en las redes sociales, El País, Planeta Futuro

Romay, Alfonso (21/11/2006), Brecha digital: de la economía a la participación, http://alfonsoromay.com/2006/11/brecha-digital/

Sow, Gorgui (2013), Alfabetización en África, depende de nosotros, Revista EAD: Educación Adultos y Desarrollo, https://www.dvv-international.de/es/educacion-de-adultos-ydesarrollo/ediciones/ead-802013-despues-de-2015/articulos/alfabetizacion-en-africadepende-de-nosotros/

 

 

Anuncios

“Me gusta” ¿en África?

Cristina Rivas

A finales de junio del pasado año 2015, la red social Facebook abrió su primera oficina en África, Johannesburgo, situada en el centro comercial de Melrose Arch, en el norte de la ciudad.

La apertura de esta nueva oficina representa el tercer paso mediante el cual Facebook se está abriendo paso en nuevos mercados, ya que los demás continentes ya cuentan con grandes delegaciones de la red social. En un primer momento comenzaron teniendo en cuenta los móviles y el uso de internet que se podía hacer mediante estos aparatos, por ello llevaron internet a los móviles de los ciudadanos de Zambia, Tanzania, Kenya y Ghana a través de el proyecto “Internet.org”.

Esa es una aplicación creada para dar acceso a internet a los ciudadanos de países africanos, la cual da acceso a páginas webs básicas como pueden ser Wikipedia, BBC y por supuesto Facebook.  Además de mercado laboral, información sobre agricultura, avances médicos y educación. De la misma forma continuando con la conquista de red africana, se desarrollo el denominado “Facebook Lite”, una versión más simplificada de la aplicación de Facebook normal, para móviles de una menor calidad, sin ser smartphones.

De la misma forma, el principal objetivo de la delegación de Facebook en Sudáfrica es atraer empresas que quieran promocionarse en la red social, así como para campañas publicitarias de grandes marcas como Coca-Cola. Esta oficina estará dirigida por la publicista Nunu Ntshingila.

El público potencial de países como Senegal, Costa de Marfil, Ghana, Ruanda, Tanzania, Etiopia… también son objetivo de esta nueva sede de Facebook

“En el primer cuatrimestre de 2015, el 52% del total de nuestros ingresos por publicidad vinieron de fuera de Estados Unidos y Canadá. Pero esto solo es el principio” explica la publicista. “El móvil no es una tendencia, es el más rápido desarrollo de las comunicaciones que hemos visto nunca. Esto no podría ser más cierto en África, donde hay muchas personas que solo usan el móvil”.

Según un informe de la ONU de mediados de 2015, el crecimiento de la cantidad de gente con acceso a internet se está ralentizando y más de la mitad del mundo todavía no navega en red.

facebook foto
Mark Zuckerberg, jefe ejecutivo de Facebook. /STEPHEN LAM (REUTERS)

De la misma forma, en el mes de octubre del año 2015, Facebook anunció que se lanzaría un satélite de forma gratuita junto con la empresa francesa Eutelsat Communications, para dar acceso a internet en zonas de África Sub-sahariana. Este satélite forma parte de la plataforma explicada anteriormente, “Internet.org”.

El satélite AMOS-6 deberá cubrir oeste, este y sur de África. “La infraestructura de conectividad tradicional para conectar personas que viven en regiones remotas a veces es difícil e ineficiente, por lo que debemos invertir en nuevas tecnologías”, expuso el jefe ejecutivo Mark Zuckerberg.

Facebook tiene aproximadamente más de 20 millones de usuarios en Nigeria y Kenia los cuales acceden a la plataforma a través de su móvil, además de más de 170 millones de “me gusta” en su página oficial del continente africano.

Fuentes utilizadas:

¿A dónde ha ido a parar mi televisión de tubo?

Hace unos días dedicábamos una entrada a uno de los problemas a los que se enfrenta en mundo tecnológico, la fabricación de los aparatos electrónicos y la dura historia de la extracción del coltán para su fabricación. Sin embargo, en la era de la obsolescencia programada (comprar, tirar, comprar) la fabricación solo es una de las tantas etapas del proceso productivo por el que pasa un producto tecnológico.  Aquel televisor de la era de Piedra que probablemente algún día tiramos (indebidamente) a un contenedor (o incluso a un punto limpio) sigue en la faz de tierra. En el vertedero tecnológico de Europa, África.

ag

Un hombre sostiene una pieza de un electrodoméstico en Agbogbloshie, Ghana. Fuente:Flickr

Ghana y Nigeria son, por excelencia, dos de los países más afectados por la brecha digital en el mundo. No obstante en un arrebato caritativo, la Unión Europea firmó un acuerdo en el que se comprometía a “donar” material tecnológico para paliar la brecha digital entre el Primer y Tercer Mundo. La buena praxis de Europa ha llevado a transportar un 75% de material potencialmente tóxico a estos países, convirtiéndolos en el mayor basurero tecnológico del mundo. Todo ello a pesar que las Naciones Unidas prohibiesen en 1989 la exportación de productos tóxicos a países en vías de desarrollo. Solo un 25% de los equipos donados a los países africanos tiene aún vida útil.

El epicentro del desguace es el barrio Agbogbloshie, un barrio de Accra, la capital de Ghana. “Agbogbloshie no es un sitio agradable”, explica un taxista a la plataforma online de Vice. “Lo llamamos Sodoma y Gomorra, las dos ciudades condenadas de la Biblia. Es un vertedero enorme en el que la gente se ve obligada a trabajar respirando el humo negro y los malos olores de la basura”. Allí, cientos de personas buscan ente los restos de equipos informáticos, televisores y móviles en busca de cobre, plata u otro residuo que ofrecer a un mayorista a cambio de dinero para sobrevivir. “Nosotros nos dedicamos a comprar desechos para desmantelarlos y quitarles las piezas valiosas”, afirma Yussif Mahama, el vicepresidente de Asociación de Distribuidores de Chatarra de Gran Accra a el Periódico. Algunos de ellos prefieren referirse a él como un negocio donde se ganan la vida.

El cementerio digital se ha convertido casi en un lugar de residencia para la mayoría de sus trabajadores, que viven allá con sus familias. Las mujeres y las niñas ofrecen galletas y fruta a los hombres que inhalan los químicos procedentes de la basura tecnológica proveniente principalmente de Europa. Por el reciclaje de estos productos Europa cobra 4.000 millones de euros anuales. Sin embargo, 2/3 de los aparatos nunca llegarán a un planta homologada y se convertirán en una pieza más del sucio negocio europeo en pro del reciclaje electrónico y la lucha contra la brecha digital.

Para profundizar….

http://www.rtve.es/alacarta/videos/en-portada/portada-ciberbasura-sin-fronteras/1432827/

La brecha digital (y de género y geográfica)

Leire Ordoyo

La (re) evolución digital ha  traído al Primer Mundo Internet, los smartphones y Facebook. Sin embargo, están al alcance de unos pocos. Pocos, en masculino, porque los hombres son los que tienen más accesibilidad a las Nuevas Tecnologías. Un hombre con estudios superiores es el perfil del usuario de las TIC.“Internet es un espacio creado por y para hombres”, afirma la investigadora Angustias Bertomeu.

Sin título

Un hombre sujeta a un bebé mientras consulta su móvil en un mercado de Madagascar. Fuente: Fickr

No obstante, el panorama se vuelve más desolador cuando lo llevamos a países del Tercer Mundo. Nigeria, Kenia y Ghana encabezan la lista de los países en los cuales es menos probable que una mujer sea propietaria de un teléfono móvil (con 19, 18 y 15 puntos de diferencia respecto a los hombres). No obstante, las estadísticas del Centro de Investigaciones Pew afirman que el país con más brecha entre usuarios de smartphones es México, seguido de Nigeria. O lo que es lo mismo, el 71% de las mujeres nigerianas no poseen un teléfono móvil. La situación puede parecer cínica, pero no hay que olvidar que su padre, su tío, su hermano o su hijo (o lo que es lo mismo casi la mitad de la población masculina de Nigeria) sí que tendrá un móvil y muy probablemente, un smartphone.

Hay que tener muy en cuenta que el smartphone es el canal más empleado para acceder a Internet y que el hecho de no tenerlo o no poder acceder a él supone una desconexión y desinformación del entorno interconectado en el que vivimos. El desconocimiento en el uso del teléfono y su alto coste hacen que sea imposible para una mujer nigeriana el afrontar el coste de un móvil. No es solo una cuestión de digitalización: el problema va mucho más allá. Las mujeres son un 1,6% más susceptibles de sufrir las consecuencias negativas de una educación digital (y no digital). Y para muestra: un gigabyte de información cuesta el 76% del sueldo de la mayoría de los ciudadanos de los habitantes encuestados.

Las costumbres socio-culturales y las desigualdades entre zonas urbanas y rurales hacen más proclives las diferencias entre el acceso a Internet de los hombres y las mujeres. Tan solo el 25% del continente africano tiene conexión a Internet. En Etiopía, solo el 8% de sus habitantes puede entrar en la World Wide Web.