Beduinos del siglo XXI

Idoia Solano

Tradición y modernidad. Este binomio ha invadido la vida de los beduinos jordanos desde hace unos treinta años, al llegar internet a su hábitat natural: el inhóspito  desierto. En lugares como Wadi Rum, cocido popularmente como “El Valle de la Luna” por su árido paisaje, habitan, desde hace miles de años, beduinos en tiendas de campaña, con vestimentas tradicionales y con camellos como único medio de trasnporte.

A esta comunidad ha llegado internet como una verdadera revolución. La mayoría de estos beduinos con tradiciones milenarias, posee un smartphone, una cuenta en Facebook etc y es que, habiéndose convertido el turismo en su principal fuente de ingresos, internet se perfila como una herramienta fundamental para ellos. Surge así un llamativo contraste entre la arraigada tradición beduina y el auge de internet entre las generaciones más jóvenes como medio para el comercio.

Mahmoud-utilizando-desierto-Foto-Zawaideh_EDIIMA20140629_0357_13
Mahmoud utiliza su iPhone en pleno desierto jordano/ Mahmoud Zawaideh

Mahmoud Zawaideh, de 25 años de edad  vive en Wadi Rum (ahora convertido en una moderna villa), aunque mantiene su campamento nómada sobre la arena: “allí es donde paso la mayor parte de mi tiempo”. Habla con HojaDeRouter.com a través de Facebook y por teléfono. ¿Qué cómo llegó internet al desierto? “En camello”, afirma entre risas, para explicar el contraste entre el avance y la tradición. “Aunque la adaptación a las nuevas tecnologías ha ido poco a poco, para nosotros el cambio ha sido muy grande, son menos de treinta años entre una forma de vida y otra”, explica.

Omar El-Khatib joven jordano-español dedicado al turismo en la zona, apunta sobre la modernidad adoptada por la comunidad beduina: “no debemos olvidar que esta gente se dedica al comercio desde siempre, por lo que está en contacto directo con las ciudades y con lo que ven en ellas. Para algunos será un progreso, para otros será un retraso, pero  han sabido adaptarse a los cambios como nómadas que son”. Y añade: “muchos turistas se quedan sorprendidos cuando ven que los beduinos tienen novedades del mercado tecnológico mucho mejores y más actualizadas que las de ellos”.

Fuentes:

El Asri, L.. (2014, febrero 18). Internet en medio del desierto: “Tenemos Facebook, somos beduinos del siglo XXI”. eldiario.es.