Beduinos del siglo XXI

Idoia Solano

Tradición y modernidad. Este binomio ha invadido la vida de los beduinos jordanos desde hace unos treinta años, al llegar internet a su hábitat natural: el inhóspito  desierto. En lugares como Wadi Rum, cocido popularmente como “El Valle de la Luna” por su árido paisaje, habitan, desde hace miles de años, beduinos en tiendas de campaña, con vestimentas tradicionales y con camellos como único medio de trasnporte.

A esta comunidad ha llegado internet como una verdadera revolución. La mayoría de estos beduinos con tradiciones milenarias, posee un smartphone, una cuenta en Facebook etc y es que, habiéndose convertido el turismo en su principal fuente de ingresos, internet se perfila como una herramienta fundamental para ellos. Surge así un llamativo contraste entre la arraigada tradición beduina y el auge de internet entre las generaciones más jóvenes como medio para el comercio.

Mahmoud-utilizando-desierto-Foto-Zawaideh_EDIIMA20140629_0357_13
Mahmoud utiliza su iPhone en pleno desierto jordano/ Mahmoud Zawaideh

Mahmoud Zawaideh, de 25 años de edad  vive en Wadi Rum (ahora convertido en una moderna villa), aunque mantiene su campamento nómada sobre la arena: “allí es donde paso la mayor parte de mi tiempo”. Habla con HojaDeRouter.com a través de Facebook y por teléfono. ¿Qué cómo llegó internet al desierto? “En camello”, afirma entre risas, para explicar el contraste entre el avance y la tradición. “Aunque la adaptación a las nuevas tecnologías ha ido poco a poco, para nosotros el cambio ha sido muy grande, son menos de treinta años entre una forma de vida y otra”, explica.

Omar El-Khatib joven jordano-español dedicado al turismo en la zona, apunta sobre la modernidad adoptada por la comunidad beduina: “no debemos olvidar que esta gente se dedica al comercio desde siempre, por lo que está en contacto directo con las ciudades y con lo que ven en ellas. Para algunos será un progreso, para otros será un retraso, pero  han sabido adaptarse a los cambios como nómadas que son”. Y añade: “muchos turistas se quedan sorprendidos cuando ven que los beduinos tienen novedades del mercado tecnológico mucho mejores y más actualizadas que las de ellos”.

Fuentes:

El Asri, L.. (2014, febrero 18). Internet en medio del desierto: “Tenemos Facebook, somos beduinos del siglo XXI”. eldiario.es.

Tecnología en bidones

Idoia Solano

Respetuoso con el medioambiente, ridículamente barato, sencillo de utilizar y fácilmente transportable. Así es Jerry, el ordenador producido por la start-up Hedera Technology con material informático reciclado, insertado en el interior de un bidón de plástico que actúa como carcasa, y agujereado este para una mejor ventilación. Este invento informático funciona con Linux Emmabuntüs, un sistema operativo libre derivado de GNU/Linux.

El invento surge en París y pronto se convierte en protagonista del proyecto Jerry- Do it together, dirigido por el grupo de voluntarios tecnológicos Emmabüntus. Esta iniciativa se hermana con otras de su mismo tipo como Les Pc de l’espoir, dedicada a prolongar la vida útil de los componentes informáticos, reciclar su material y hacer accesibles estos equipos a las comunidades más necesitadas, sobre todo, del continente africano. Emmabüntus, por su parte, se especializa más en simplificar el proceso de acondicionamiento de ordenadores usados, con el fin de que sean reutilizados por colectivos humanitarios. Así se facilita el conocimiento del software libre en las comunidades antes mencionadas y se prolonga la vida del material informático, ayudando a preservar el medioambiente.

6a00d8341bfb1653ef01b8d0ac6234970c-550wi
Jerry Marathon en Costa de Marfil/ Wikimedia

Se abre así, en estas comunidades aisladas, una puerta a las oportunidades. Jerry les provee de alfabetización digital, actúa como servidor, router, punto de acceso de emergencia o incluso apoya servicios de atención sanitaria a través de aplicaciones orientadas al seguimiento de pacientes y al diagnóstico de enfermedades. Todas estas ventajas han hecho que en un corto periodo de tiempo el proyecto de Jerry se haya extendido por el territorio de países como Togo, Camerún, Benín, y especialmente, Costa de Marfil.

El proyecto llegó a este país gracias al JerryMarathon que la ciudad marfileña de Buaké acogió en 2012. Tras el éxito de la primera edición, se celebraron en esta ciudad nuevos eventos de este tipo, organizados por JerryClan Costa de Marfil. Jerry no sólo ha traído alfabetización digital a este país africano. Gracias a él se han desarrollado aplicaciones informáticas vía crowdfunding que se adaptan a las necesidades de la población marfileña y le sirven de gran ayuda. Algunas de estas útiles aplicaciones son JerryTub, que recuerda a los pacientes de tuberculosis cuándo han de tomar su medicación; M-Pregnancy, que realiza un seguimiento médico de las mujeres embarazadas, controlando sus citas médicas; y OpenDjeliba, plataforma para compartir información de interés ciudadano vía SMS desde teléfonos móviles básicos.

Para esta comunidad de jóvenes africanos la tecnología viaja en bidón y tiene nombre propio: Jerry.

Fuentes:

Jurado, Á.. (2015, enero 13). “Jerry, el ordenador que llegó en un bidón”. El País.

http://www.youandjerrycan.org/

http://linuxblog.darkduck.com/2014/01/when-jerry-met-emma-on-ivory-coast.html

https://www.linkedin.com/company/hedera-technology